Tratados Comerciales

Volver

ACUERDO DE COMPLEMENTACIÓN ECONÓMICA CHILE - VENEZUELA / ACE N° 23


Firma y vigencia

Firmado en Santiago, el 2 de abril de 1993, fue promulgado en Chile mediante Decreto Supremo del Ministerio de Relaciones Exteriores Nº 321, del 6 de abril de 1993 y publicado en el Diario Oficial del 30 de junio del mismo año. Entró en vigencia el día 1 de julio de 1993.

Descripción

Corresponde a un Acuerdo de Complementación Económica, suscrito en el marco del Tratado de Montevideo de 1980, que creó la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI). El objetivo del convenio es establecer un espacio económico ampliado, que permita la libre circulación de bienes y servicios en la zona; intensificar las relaciones económicas y comerciales por medio de una liberación total de los gravámenes y las restricciones a las importaciones; propiciar una acción coordinada en los foros económicos internacionales; estimular las inversiones, fortalecer la capacidad competitiva y facilitar la creación y funcionamiento de empresas binacionales y multinacionales, con carácter regional.

El Acuerdo está estructurado en 21 capítulos y 6 Anexos. La normativa regula materias como el programa de liberación comercial, el sector automotor, prácticas desleales de comercio, salvaguardias, tratamiento en materia de tributos internos, compras gubernamentales, solución de controversias, normas técnicas e inversiones, entre otras.

Las reglas de origen y los procedimientos aduaneros están regulados por la Resolución Nº 78 que contiene el Régimen de Origen de la Asociación, cuyo texto consolidado y ordenado se encuentra en la Resolución Nº 252, del 4 de agosto de 1999.

Programa de liberalización comercial

El Acuerdo comprende un calendario de desgravación iniciado el 1 de julio de 1993, quedando liberados a partir de esa fecha los anexos 4; 5 y 6 (sector automotor). El resto de los anexos goza de preferencia a partir del 1 de enero de 1999, salvo los productos incluidos en el Anexo 3, como: productos lácteos, trigo, maíz, harina de trigo, caña de azúcar, aceites comestibles de soya, cacahuate, maní, oliva, azúcar de caña, remolacha, mayonesas, cigarros y cigarrillos, tabaco, derivados del petróleo, fósforos y polietileno, entre otros.

Texto ACE Chile-Venezuela