Sala de Prensa

Volver

Aduana detecta a turistas transportando cocaína en tarros de leche

Miércoles 31 de enero de 2018

Dos estudiantes y una comerciante peruana viajaban con más de $309 millones en droga.

Imagen foto_00000004ARICA.- Tres turistas fueron interceptadas por fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas cuando trataban de ingresar a Chile con más de $309 millones en cocaína líquida. La droga estaba al interior de tarros de leche modificados y su hallazgo responde al constante trabajo de los aduaneros para evitar el ingreso de todo tipo de contrabando.

Las tres personas involucradas, todas de nacionalidad peruana, fueron intervenidas gracias al uso de perfiles de riesgos y tecnología no invasiva como la máquina de Rayos X.

El Director Regional de la Aduana de Arica, Hugo Yávar Oñate, explicó que los procedimientos se registraron durante las labores de fiscalización que se realizan a los pasajeros y mercancías que ingresan a Chile por el complejo fronterizo de Chacalluta. "En estos casos se trató de tres mujeres que viajaban en distintos vehículos y que al momento de presentarse a nuestro control fueron seleccionadas en base a perfiles de riesgos. Luego su equipaje se sometió a una revisión especial y se comprobó que los tarros de leche habían sido modificados y tenían cocaína en estado líquido".

La estudiante tacneña N.J.R.Q., de 26 años, llevaba 9 tarros de leche que en su interior contenían un total de 4 kilos 15 gramos de cocaína. En tanto, la comerciante limeña N.H.A., de 39 años, transportaba 12 tarros con 5 kilos 730 gramos de cocaína; al igual que la joven cusqueña S.H.M., quien viajaba con 12 tarros contenedores de 5 kilos 730 gramos de cocaína.Imagen foto_00000001

Los 33 tarros de leche habían sido modificados de distintas formas y contenían droga líquida equivalente a 15 kilos 475 gramos de clorhidrato de cocaína, cuyo valor supera los $309 millones en el comercio ilícito.

Las extranjeras, junto a la droga y los medios de prueba, fueron entregadas a la policía para su custodia y traslado. El control de detención se realizó en el Juzgado de Garantía de Arica y la fiscal Erika Romero las formalizó por tráfico de drogas. La jueza Paulina Zuñiga decretó legal la detención y estableció que las imputadas quedaran en prisión preventiva durante los 90 días que dure la investigación.