Sala de Prensa

Volver

Aduanas y Agricultura se coordinan para proteger a productores

Martes 19 de febrero de 2013

• Autoridades de ambas instituciones visitaron la Aduana de Los Andes para inspeccionar camiones que transportaban granos desde Argentina

Imagen foto_01Como parte de la reciente creación de una Mesa de Trabajo permanente entre el Servicio Nacional de Aduanas y el Ministerio de Agricultura, esta mañana sus principales autoridades llegaron hasta el Puerto Terrestre de Los Andes  (PTLA) para supervisar in situ cómo se realiza la fiscalización de camiones que traen importaciones de productos agrícolas desde los países vecinos, especialmente Argentina.

Esta labor es realizada por el Servicio Nacional de Aduanas y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en el PTLA, teniendo por misión resguardar que el ingreso de dichas mercancías cumpla con las normativas chilenas respecto de la protección fitosanitaria, así como también  las relativas a la correcta fiscalización  de la  clasificación arancelaria, valoración y origen de los bienes importados, cumplimiento de la normativa aduanera y medidas de defensa comercial  tales como salvaguardias, derechos compensatorios y medidas antidumping.

Ante este escenario y, considerando lo relevante que resulta para el país la importación de este tipo de productos para cubrir la demanda interna, ambos servicios decidieron mancomunar sus esfuerzos,  creando en enero una Mesa de Trabajo entre Aduanas y la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA), que busca analizar la información y comportamiento del comercio exterior de productos agropecuarios y evaluar medidas que permitan fortalecer el análisis de riesgo aduanero de estos productos; establecer medidas de frontera que permitan el seguimiento permanente de políticas públicas establecidas y una mejor fiscalización para este sector, revisando el comportamiento de los mercados.

Es en este contexto que la Directora Nacional de Aduanas (s), Alejandra Arriaza L, junto al Director Nacional de Odepa, Gustavo Rojas, visitaron las instalaciones del PTLA para presenciar en terreno los procesos de coordinación y de fiscalización efectuadas por Aduana y SAG, específicamente,   la revisión de las partidas de granos y preparaciones alimenticias para animales, considerando que entre abril y septiembre de 2012 se aplicó una salvaguardia consistente en una  sobretasa del 10,8% a las importaciones de maíz partido, medida recomendada por la Comisión Nacional de Distorsiones para proteger a la industria local.

ESTRATEGIAS DE FISCALIZACIÓN

La estrategia de fiscalización permanente que desarrolla Aduanas apunta al control de este sector en base a perfiles de riesgos, verificando la correcta aplicación de las medidas de defensa comercial  y monitoreando el comportamiento de importaciones de partidas arancelarias que pueden ser utilizadas para evadir la medida establecida.

Por su parte, el SAG inspecciona el flujo de camiones en el PTLA. Respecto de los granos y preparaciones alimenticias para animales, fiscalizadores de ambos Servicios realizan muestreo de las cargas de dichos productos, tanto para certificar que contengan lo que efectivamente se ha declarado como para prevenir la presencia de plagas de importancia agrícola.

Cabe destacar que durante 2012, a través del PTLA ingresó la mayor cantidad de maíz partido con total de 214 mil 095 toneladas, mientras que por el puerto de San Antonio  solo ingresaron 12 toneladas, mismo volumen que por el puerto de Valparaíso.

APLICACIÓN DE SALVAGUARDIA

Cuando en abril de 2012 la Comisión de Distorsiones recomendó la aplicación de la salvaguardia provisional al maíz partido, Aduanas inmediatamente estableció un sistema de filtros de selectividad de 100% en todo el país para aquellas declaraciones de importación que representaban mayor riesgo de perforación, como las mezclas alimenticias para animales que contuvieran dicho granos, aumentando los aforos físicos de los camiones y toma de muestras, las que fueron analizadas por el Laboratorio Químico del Servicio Nacional de Aduanas en Valparaíso.

Los análisis practicados por el Laboratorio Químico consistieron en determinar porcentualmente el contenido de maíz partido presente en cada una de las muestras analizadas. Durante el periodo de vigencia de la salvaguardia, se analizaron un total de 8.219 muestras cuyos resultados se informaron mediante 1.420 Boletines de Análisis de Laboratorio Químico y correspondieron a más de 600  operaciones de importación.  

Por otra parte, a contar del 10 de mayo de 2012, de forma complementaria a las medidas de muestreo y análisis de laboratorio, Aduanas exigió a los importadores de mezclas y preparaciones alimenticias que clasificaban sus productos en la partida 2309.9090, una Declaración Jurada en la que describieran las características de composición de los productos que incluye la composición porcentual de maíz.

Además, se establecieron diversos canales de coordinación con el SAG, destacándose que la Aduana de Los Andes coordinó con este Servicio la toma de muestras para desarrollar las medidas de fiscalización en un solo momento. Asimismo, se reforzó la capacitación e instrucción de las Aduanas de la zona central y sur del país en la aplicación de protocolos de toma de muestras. 

Respecto de las acciones de fiscalización realizadas, destacamos además el monitoreo de la correcta clasificación arancelaria de estos productos lo que impacta directamente en las estadísticas para análisis sectorial y generación de políticas públicas, se han detectado (durante el año 2012 y lo que va del 2013), errores de clasificación arancelaria de mezclas provenientes de Argentina que contienen maíz, trigo y conjuntamente maíz/trigo  de acuerdo a la nueva apertura arancelaria vigente desde diciembre del año 2012.