Sala de Prensa

Volver

Aduana vuelve a ser elegida para la Comisión Política de la OMA

Jueves 11 de junio de 2015

• Esta designación confirma el liderazgo que el Servicio ha alcanzado en el ámbito de la cooperación internacional.

Imagen foto_00000005BRUSELAS.- Con la inauguración de la sesiones del Consejo General de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) de este año en Bruselas, Bélgica, el Servicio Nacional de Aduanas ha sido reelegido como miembro de la Comisión Política del organismo multilateral por un nuevo período.

Fue designado por consenso como el quinto miembro representante de las Américas y el Caribe en el máximo órgano ejecutivo de la OMA. De esta forma los miembros de la región reconocen el trabajo que la Aduana de Chile viene haciendo en el ámbito de la cooperación internacional.

Durante las reuniones del Consejo, la Aduana de Chile informó sobre los trabajos que ha realizado en la coordinación de una Planificación Estratégica Regional para el 2016, cuestión que fue destacada en la inauguración de las reuniones por el Secretario General de la OMA, Kunio Mikuriya, y que fue aprobada durante la reunión regional de Puerto Natales, realizada en nuestro país en abril pasado.

El liderazgo que el Servicio chileno ha alcanzado en los últimos años en la OMA es destacable, ya que además de integrar la Comisión Política, es parte del Comité de Auditoria, mantiene la coordinación de la Oficina Regional de Enlace de Inteligencia (RILO, Regional Intelligence Liaison Office) y es la aduana coordinadora de la estrategia para la región de las Américas y El Caribe.

Lo anterior, de acuerdo al Director Nacional de Aduanas, Gonzalo Pereira, debe redundar en que el Servicio pueda alcanzar los más altos estándares en materia aduanera con miras al proceso de modernización que está en marcha.

La autoridad, que está acompañado por el Jefe del Departamento de Asuntos Internacionales, Fabián Villarroel, también explicó que el reconocimiento a la Aduana de Chile por parte de la comunidad aduanera internacional es, en definitiva, reflejo del trabajo y del prestigio que el Servicio sigue teniendo, y del cual todos los funcionarios deben sentirse orgullosos, pero que implica a la vez más responsabilidad y compromiso en las tareas diarias.