Sala de Prensa

Volver

Chile asumió representación internacional de Aduanas de toda América

Jueves 14 de julio de 2016

Por primera vez, el Servicio Nacional de Aduanas ejercerá la vicepresidencia del organismo que reúne y coordina a 31 países ante la OMA.

Imagen foto_00000001BRUSELAS.- Chile asumió hoy, en Bruselas, la Vicepresidencia de la entidad que representa a las aduanas de 31 países de Las Américas y el Caribe, incluyendo a EE.UU., Canadá, México, Brasil y Argentina, ante la Organización Mundial de Aduanas (OMA).

En el marco de las sesiones 127 y 128 de la OMA, que se desarrollan en Bélgica, el Director Nacional de Aduanas, Juan Araya, recibió en nombre del país la Vicepresidencia de la Conferencia Regional de Directores Generales de Aduanas de las Américas y el Caribe, para el período 2016-2018.

Desde la creación del organismo, esta es la primera vez que el país asume el liderazgo regional. Entre los desafíos que se impuso Chile para el período destacan la puesta en marcha de una planificación estratégica regional, tarea hasta ahora inédita en la zona, que convoque a los 31 países en la definición de objetivos comunes y vías para alcanzarlos.

Al recibir el cargo, el Director Nacional de Aduanas de Chile destacó que "la tarea es un gran honor, pero también una gran responsabilidad", considerando que el país fue elegido por la unanimidad de los miembros de la Conferencia Regional, durante las sesiones celebradas en abril pasado, en Santa Cruz, Bolivia.

Araya resaltó que un eje central de la gestión será "mejorar la coordinación de la Vicepresidencia con el resto de organismos regionales de la OMA, incluyendo a la oficina regional de fortalecimiento de capacidades, con sede en Uruguay; a los centros de capacitación en Brasil y República Dominicana; y a la Oficina Regional de Enlace de Inteligencia de Sudamérica, en Chile".

A ello sumó como desafío "involucrar más a aquellas administraciones que en los últimos años han estado más alejadas de la OMA y de las reuniones regionales".

En el ámbito nacional, sostuvo que la responsabilidad asumida por Chile constituye "una oportunidad para incorporar las mejores prácticas mundiales en la región y en nuestra propia Aduana, con el fin de fortalecer el rol del Servicio y asegurar un comercio internacional más seguro, pero con un alto componente de competitividad".