Sala de Prensa

Volver

Aduanas e ISP se coordinan electrónicamente en Ventanilla Única de Comercio Exterior

Sistema informatizado permitirá agilizar autorizaciones para importación de productos farmacéuticos y otras mercancías

FOTO_01
W:200
H:145
11 kb
El Servicio Nacional de Aduanas y el Instituto de Salud Pública (ISP) lanzaron hoy un proyecto de Ventanilla Única, el que permitirá a dichos servicios coordinarse electrónicamente en lo relativo a la autorización que el sector salud (ISP y Servicios) deben otorgar en materias de importación de productos farmacéuticos, cosméticos y pesticidas de uso doméstico, así como agilizar los trámites para los usuarios.

Dicho proyecto de integración consta de tres etapas. La primera consiste en intercambiar información electrónica necesaria entre las instituciones, para el trámite de importación y el uso de las mercancías. La segunda corresponde a las formas de mejorar los procesos de fiscalización mutuos, en consideración a los instrumentos que podrán otorgar Aduana, el ISP y los Servicios de Salud. Y la tercera es desarrollar mecanismos que permitan efectuar una mejor descripción de la mercancía, que permita identificar los productos sujetos de control por el sector de Salud.

Para el usuario, esto implicará el reemplazo del trámite en papel por mensajes electrónicos, así como el hecho de hacer la diligencia en un solo lugar, proporcionando información que será utilizada por diferentes servicios.

Este plan se enmarca en un proyecto interinstitucional denominado “Ventanilla Única de Comercio Exterior”, iniciativa que busca facilitar los trámites relacionados con el comercio internacional y los cambios que requiere el proceso de Modernización del Estado, mejorando los niveles de eficiencia, disminución de los costos de transacción y coordinación en la interacción entre los diversos entes públicos, además de superación de los grados de transparencia de los procesos.

En la actualidad, las empresas demandan mejoras de tiempo, atención, información y claridad sobre trámites que deben llevar a cabo con el Estado, por lo que resulta imprescindible optimizar dichos procesos y hacerlos más fáciles y cercanos a los usuarios.