Quiénes Somos

Volver

1. Carta del Jefe de Servicio

Raúl Allard Neumann
Director Nacional de Aduana

El año 2004, fue un año de múltiples desafíos para el Servicio Nacional de Aduanas, tanto en materia de fiscalización y facilitación del comercio internacional, como en materia de gestión.

La actual dinámica del Comercio Internacional ha presentado un gran reto para el Servicio, debiendo renovar y adaptar la normativa a los acuerdos internacionales y fiscalizar su cumplimiento, de manera de cooperar activamente en la inserción internacional del país.

En este sentido, el incremento de 42% del intercambio comercial, generó un crecimiento importante de las operaciones administrativas tramitadas y del quehacer del Servicio, el cual respondió aumentando su productividad.

Durante dicho año, le correspondió al Servicio la implementación de los diversos aspectos aduaneros vinculados a los TLC con Estados Unidos, Corea y EFTA, incorporándose, además, al Acuerdo de Asociación Política y Comercial con Unión Europea, 10 nuevos socios, lo que implicó también la dictación de instructivos dirigidos a fiscalización y agentes del comercio, y de dictámenes jurídicos y administrativos cada vez que fue necesario.

En este mismo ámbito, durante el 2004 Chile fue sede de APEC, en cuyo marco al Servicio le correspondió organizar y dirigir las dos reuniones del Subcomité de Procedimientos Aduaneros (SCCP).

Igualmente, la Aduana chilena pasó a integrar la Comisión Política de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), como uno de los representantes de América junto a Canadá.

En este ámbito, el año 2005 trae nuevos y grandes desafíos. Continuar la implementación y seguimiento de los TLC; participar en organismos tales como: OMC, Comisión política de la OMA y en las reuniones del SCCP de APEC 2005. Por otra parte, seremos sede del Convenio Multilateral sobre Cooperación y Asistencia Mutua entre Directores Nacionales de Aduana de América Latina, España y Portugal; instancia en la que el Servicio estará a cargo de la organización, secretaría ejecutiva y desarrollo de la reunión.

Durante el año 2004 se actualizó la normativa de Zona Franca, en general, y se estableció la Zona Franca de extensión de la Región de Aysén y la Provincia de Palena, lo que entró en vigencia el 1° de Enero de 2005. Algo análogo sucederá con la implementación en el 2005 de la actualización de normativas sobre calificación de exportación de servicio que se dictaron y materializaron el año pasado.

En el ámbito de la Fiscalización, al Servicio le corresponde asegurar el correcto cumplimiento de las normativas que regulan las operaciones de importación y exportación, y las referidas a los Acuerdos y Tratados Comerciales. En general adecuar la fiscalización exacta y oportuna con la facilitación del comercio y también con los nuevos riesgos aduaneros vinculados a la seguridad y al terrorismo. Para enfrentar este desafío, en el año 2004 se efectuó un análisis estratégico de la fiscalización a nivel nacional y como resultado de ello se elaboró el Plan Nacional de Fiscalización 2004 – 2006, utilizando la metodología de Gestión de Riesgos, con estándares internacionales. Durante el año 2005, se continuará con la aplicación de dicho Plan.

En materia de facilitación, durante el año 2004, se continuó con el desarrollo de la Ventanilla Única de Comercio Exterior, proyecto enmarcado en el Proyecto de Reforma y Modernización del Estado (PRYME) y la Agenda Digital. Durante dicho año se trabajo activamente con 6 instituciones que intervienen en la cadena de comercio exterior. Durante el año 2005, se avanzará en la concreción de este proyecto.

En materias de gestión, un gran desafío significó la incorporación del Servicio a los Programas de Mejoramiento de la Gestión (PMG), en áreas de mejoramiento comunes a todos los Servicios Públicos. Esto significó, el diagnóstico, planificación e incorporación de mejoras en áreas como: recursos humanos, atención al usuario, planificación y control de gestión, gestión territorial, administración financiera y enfoque de género. Dichos compromisos fueron alcanzados en un 100% por el Servicio.

De igual forma, se mantuvo el compromiso de cumplimiento de los Indicadores de Gestión presentados en la formulación presupuestaria, logrando en un 100% las 14 metas comprometidas.

En este ámbito, el año 2005 presenta un nuevo reto, además de cumplir nuevas metas en los indicadores de la formulación presupuestaria, el Servicio debe avanzar a las etapas siguientes de los PMG.

El alto grado de cumplimiento obtenido durante el año 2004 implicará incrementar los esfuerzos de todos los funcionarios para el mejoramiento de las áreas recursos humanos, atención al usuario, planificación, control de gestión y gestión territorial, administración financiera y enfoque de género.

Raúl Allard Neumann