Sala de Prensa

Volver

2 millones de falsificados o prohibidos ha incautado Aduanas este 2017

El valor de las mercancías retenidas en los dos últimos años superan los 17 millones de dólares.

Imagen foto_00000001Un total de 2 millones 15 mil de unidades de juguetes falsificados o que no cumplen con las normativas de salud para este tipo de artículos ha retenido el Servicio Nacional de Aduanas en la que va corrido del año. Las cifras son contundentes: respecto del 2016, en el que se retuvieron 1.288.209 unidades, el aumento alcanza el 56%.

Estos hallazgos son parte del trabajo de protección de las fronteras que realiza Aduanas ante el eventual ingreso de mercancías prohibidas que pueden afectar la salud de las personas, el medio ambiente o perjudicar al comercio legal, como es el caso de los juguetes falsificados, de contrabando y que no cumplen con estándares de calidad, dañando eventualmente la salud de las niñas o niños que los utilizan.

Precisamente para abordar este tipo de ingresos es que la Subdirección de Fiscalización del Servicio Nacional de Aduanas ejecuta planes de tratamiento de riesgos en cada Aduana del país. En este caso puntual se aborda desde el Plan Integrado de Fiscalización (PIF) de Propiedad Intelectual, que permiten detectar el ingreso a Chile de productos que vulneran la ley de propiedad industrial e intelectual.

Además, en el caso de los juguetes aplica también el PIF de Salud Pública, mediante el que se trabaja en perfiles de riesgo que permitan pesquisar, por ejemplo, artículos que pudieran haber sido ingresados como juguetes, pero que en la práctica son cosméticos fuera de norma, como el caso del "maquillaje infantil" o "pintacaritas". En este caso, los decomisos el 2017 alcanza 1 millón 3 mil 247 unidades.

El Director Nacional (s) de Aduanas, Pablo Ibáñez, indicó que la fiscalización de juguetes es una muestra concreta de cómo Aduanas ejerce su rol de protección del comercio exterior, las fronteras, las personas y la salud pública. "En este caso nuestro objetivo no es sólo recaudar los impuestos que determinen las leyes y resguardar la economía o el comercio justo. Respecto de este tipo de mercancías procuramos además proteger a la ciudadanía. La importación de juguetes fabricados con bajos estándares de calidad son peligrosos para los niños, porque se pueden desprender de ellos piezas pequeñas o podrían contener elementos tóxicos o dañinos que representan riesgo para su salud."

En este ámbito, destaca el trabajo de la Aduana Regional de Valparaíso que ha conseguido los mayores hallazgos este año, totalizando 1.240.099 unidades. Le sigue San Antonio con 522.342, Antofagasta con 8.668; Arica con 6.126 y Talcahuano con 3.276 unidades de muñecas, figuras de reconocidas licencias, peluches y rodados, entre otros tipos de juguetes.

El Subdirector de Fiscalización, Javier Uribe, señaló que "los Planes Integrados de Fiscalización de Propiedad Intelectual y de Salud Pública que estamos desarrollando desde el 2013 han dado resultados muy importantes; el primero de ellos -y más relevante- es que gracias a nuestro trabajo logramos evitar que ingresen al país productos y juguetes que podrían resultar altamente nocivos; por otro hay un factor económico muy importante que va en favor del prestigio del comercio exterior: entre el 2016 y lo que va del 2017 el valor de lo que hemos decomisado sólo en lo que respecta a propiedad intelectual supera los US$17.600.000."

Cabe destacar que todos estos logros son producto del fortalecimiento de las capacidades analíticas de las Unidades de Análisis de Riesgo (UAR) de las Aduanas de todo Chile y el intercambio de información con otros servicios públicos y organismos nacionales e internacionales, como el Ministerio de Salud y Seremis, el Ministerio de Medio Ambiente, Instituto de Salud Pública (ISP), Servicio de Impuestos Internos (SII), Aduanas extranjeras, el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INAPI) y la Oficina Regional de Enlace de Inteligencia (RILO, Regional Intelligence Liaison Office) Sudamérica, entre otros.

Los millonarios decomisos de juguetes forman parte de las cifras globales de incautaciones de todo tipo de productos falsos por parte del Servicio Nacional de Aduanas, que el 2017 ya han sumado 6.156.116 unidades por un valor de más de US$45 millones.