Sala de Prensa

Volver

Aduana incauta 290 cajetillas de cigarrillos en Río Encuentro

Miércoles 9 de mayo de 2018

El hallazgo se produjo en base a perfiles de riesgos. El infractor fue denunciado por el posible delito de contrabando.

Imagen foto_00000002PUERTO MONTT.- Como parte de su rol de protección al comercio legal y en base a un acucioso análisis de riesgos, el Servicio Nacional de Aduanas incautó 290 cajetillas de cigarrillos en el paso fronterizo Río Encuentro, ubicado en la Región de Los Lagos.

El procedimiento se produjo cuando un automóvil, que se presentó a la hora de cierre del punto de control, ingresó para ser inspeccionado por funcionarios de la Aduana de Puerto Montt, los que se percataron que el lugar donde va la rueda de repuesto se encontraba bloqueada, por lo que procedieron a llevar a cabo una revisión más exhaustiva.

En ese momento, los fiscalizadores descubrieron la presencia de 29 cartones de cigarrillos ocultos que no habían sido declarados por el conductor, quien manifestó que había comprado la mercancía para venderla en la comuna de Palena.

El Director Regional de Puerto Montt, Patricio Pérez, explicó que "nuestros hallazgos se basan en los indicadores de riesgos y el comportamiento de quienes transitan por las fronteras que controlamos como Aduana. Estos hallazgos son relevantes para el rol fiscalizador que debemos cumplir como servicio".

Y agregó que "somos la primera barrera de protección de la ciudadanía. En esta oportunidad, por la experiencia de nuestros funcionarios, pudimos detectar una gran cantidad de cigarrillos que posiblemente no cumplían con los estándares el Instituto de Salud Pública. Con esto evitamos que esta mercancía fuera vendida en el comercio ilegal".

Acorde al artículo 168 de la Ordenanza de Aduanas se procedió a incautar los cigarrillos y denunciar al infractor por el posible delito de contrabando.

El año pasado el Servicio Nacional de Aduanas y las policías lograron incautar en todo el país más de 10 millones 745 mil cajetillas de cigarrillos de contrabando, lo que significó evitar una evasión fiscal superior a los US$ 44 millones.