Sala de Prensa

Volver

Aduana incauta más de 170 mil botellas de cervezas en Talcahuano

Lunes 14 de mayo de 2018

La mercancía encontrada en el puerto de Lirquén no había sido declarada en su ingreso al país y fue avaluada en US$61.856.

TALCAHUANO.- Más de 170 mil botellas de cerveza de una reconocida marca decomisó el Servicio Nacional de Aduanas en el puerto Lirquén, en la Región del Biobío.

El procedimiento se llevó a cabo cuando un equipo de funcionarios de la Aduana Regional de Talcahuano, realizó la revisión física a una carga proveniente de México y que tenía como destino final Colombia. La documentación declaraba transportar 30 contenedores vacíos. En ese momento, los fiscalizadores advirtieron que uno de éstos traía en su interior mercancía que no había sido registrada al ingresar al puerto, por lo que constituye la figura de contrabando de mercancías.

Ante esto, los funcionarios siguieron revisando las cargas y se percataron que otros dos contenedores tenían las mismas características al que había sido examinado, por lo que procedieron a abrirlos encontrándose con más mercadería. A esta inspección, se sumó el binomio canino de esa dirección regional para descartar la presencia de droga en alguna de las cajas decomisadas.

En total, se incautaron 129.600 unidades de botellas de 207 ml de cerveza Coronita y 42.240 unidades de botellas de 355 ml de cerveza Corona con un avalúo de US$ 61.856 y una evasión de impuestos calculada de US$29.610,

El Director Regional de Talcahuano, Claudio Cid, destacó el rol que cumple Aduanas en la protección del comercio lícito, además que "al detectar estas mercancías estamos sacando de circulación productos que podrían ser consumidos por la ciudadanía sin tener los vistos buenos de los organismos competentes en el área".

Y agregó que "este hallazgo se realiza en uno de los puertos más importantes de la región, con movimiento de cargas de exportación principalmente, por lo que no sólo debemos estar alertas a los controles fronterizos, sino que también a lo que sucede en estos terminales portuarios".
Los fiscalizadores pudieron constatar que el contenido de las botellas era cerveza, por lo que procedieron a incautar y sellar los contenedores con la mercancía, resguardándola en el sector del andén de aforo de puerto Lirquén.