Sala de Prensa

Volver

Aduanas detecta 76 kilos de droga en complejo fronterizo Chacalluta

Lunes 25 de junio de 2018

* Fiscalizadores interceptaron dos autos, un bus y una persona que transportaba cocaína.

Más de 76 kilos de cocaína incautaron en cuatro procedimientos los fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas en el complejo fronterizo Chacalluta. La droga venía oculta en dos autos, un bus e incluso era transportada por una persona que simuló un embarazo

El Director Regional de la Aduana de Arica, Hugo Yávar Oñate, destacó que los procedimientos se insertan en el rol de protección y control para evitar el ingreso de todo tipo de contrabando a Chile. “En dicho contexto los fiscalizadores interceptaron durante la última semana a tres vehículos y pusieron a disposición de la justicia a cinco hombres y una mujer, incautando un total de 71 kilos 800 gramos de clorhidrato de cocaína y 4 kilos 360 gramos de pasta base de cocaína”.

Imagen foto_00000001

El primer caso se registró en la Isla N°3 cuando la turista boliviana V.C.L., de 27 años, no supo explicar el motivo de su viaje ni cuántos meses de embarazo tenía. Debido a ella fue revisada y se constató que en su zona abdominal llevaba adherido un paquete con 2 kilos 315 gramos de clorhidrato de cocaína. La mujer viajaba desde Tacna rumbo al aeropuerto de Chacalluta para seguir con destino a Santiago. Fue puesta a disposición de la justicia y el control de detención se realizó en la Sala N° 1 del Juzgado de Garantía de Arica, donde la fiscal Jocelyn Castillo la formalizó por tráfico de drogas. La magistrada Leticia Rivera Reyes decretó legal su detención y determinó dejarla en prisión preventiva durante los 100 días que dure la investigación.

Posteriormente y durante un circuito de revisión que realizaba un binomio K-9 al interior de un bus internacional, el can dio una señal de alerta y el guía removió una falsa pared del baño, hallando varios paquetes. Debido a ello se revisó todo el bus con el camión scanner y se verificó que se trataba de 9 paquetes rectangulares envueltos en plástico transparente. Al realizar la prueba de campo se estableció que la sustancia que contenían correspondía a 9 kilos 325 gramos de clorhidrato de cocaína.

Los tres conductores, todos de nacionalidad chilena, quedaron a disposición del Ministerio Público. El recorrido del bus comenzó en Lima y tenía como destino Santiago.

El tercer caso lo protagonizó el ingeniero pesquero peruano E.T.T., de 42 años, quien viajaba en su auto desde Tacna a Santiago. Al momento de ser revisado un can detector de Aduanas alertó sobre trazas de droga, por lo cual se activó un  protocolo de inspección que consideró el uso del camión scanner y fibroscopios. De esta forma se hallaron en el tablero del auto 29 paquetes forrados en cinta adhesiva de color plomo y envueltos en bolsas de color negro: 14 contenían 14 kilos 290 gramos de clorhidrato de cocaína; y 8 contenían 4 kilos 360 gramos de pasta base de cocaína.

Imagen foto_00000002

El imputado, junto a la droga y los medios de prueba fueron entregados a la PDI y el control de detención estuvo a cargo de la jueza Paulina Andrea Zúñiga, quien decretó la prisión preventiva.

Finalmente, el conductor chileno M.F.V. (46) fue interceptado en la barrera de salida cuando pretendía regresar a Tacna sin controlar en Chile, por lo cual fue derivado hasta los pozos de inspección donde un can detector y el camión scanner identificaron elementos que no correspondían a la carrocería. En base a la información recopilada, los fiscalizadores desarmaron el vehículo y hallaron 47 paquetes de distintos tamaños y formas que en total contenían 45 kilos 870 gramos de clorhidrato de cocaína.

El control de detención se realizó en la Sala N°1 del Juzgado de Garantía y la fiscal Claudia Toledo Ramos formalizó a M.F.V. por tráfico ilícito de drogas en grado de autor. La jueza Viviana García Utreras decretó legal la detención y fijó 100 días como plazo de investigación, período en que el involucrado deberá permanecer privado de libertad.

Toda la droga incautada puede alcanzar un valor que supera los $1.500 millones en el mercado ilícito.

 

Ver más: