Quiénes Somos

Volver

PMG Enfoque de Género

Sumar la perspectiva de género al proceso modernizador de la gestión en curso, es una experiencia relativamente nueva para el Estado de Chile, inédita a nivel internacional y desafiante para quienes trabajan en la elaboración e implementación de políticas públicas.

Es por ello que se adoptó el compromiso de trabajar desde el aparato estatal para incorporar medidas que condujeran a la generación de igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, lo que se tradujo en el establecimiento de un Programa de Mejoramiento de la Gestión sobre Equidad de Género.

El Servicio Nacional de Aduanas, comprometido con este objetivo, estableció en julio de 2006 una Política de Lenguaje No Discriminatorio.

 

 

 

POLITICA DE LENGUAJE NO DISCRIMINATORIO SERVICIO NACIONAL DE ADUANAS

Todas las culturas y sociedades asignan valores, pautas de comportamiento, espacios de acción y roles diferentes a hombres y mujeres. Esta forma de comprender la realidad se traduce en expectativas al momento de nacer, las que indican qué y cómo debe actuar cada hombre y cada mujer, lo que en ocasiones dificulta la igualdad de oportunidades y el pleno desarrollo de las personas dependiendo de su sexo.


El lenguaje, como instrumento de construcción de la realidad social, nos permite representarnos el mundo, teniendo un doble poder: mientras por un lado es reproductor de dicha realidad, por el otro tiene la capacidad de transformarla, siendo un importante motor de cambio. Por ello, para avanzar en el camino de la efectiva igualdad de oportunidades y trato entre hombres y mujeres, debemos combatir también la discriminación en el lenguaje.


Este proceso de cambio ha avanzado lentamente debido a que muchas veces se enfrenta a la incomprensión de quienes lo consideran innecesario o exagerado. Frente a esto, la utilización de un lenguaje no sexista o no discriminatorio y el fomento de una imagen equilibrada y no estereotipada de la mujer en acciones y medios de difusión, corresponden a medidas concretas que permiten colaborar en la visibilización equitativa de hombre y mujeres.
 

Los gobiernos y los servicios públicos que de ellos dependen, tienen una posición privilegiada en su trabajo al servicio de la ciudadanía, por lo que sobre ellos recae la responsabilidad de fomentar una política activa y visible de incorporación de una perspectiva de género al diseño y ejecución de sus políticas y programas, lo que en el caso de nuestro país se ha impulsado a través de un Programa de Mejoramiento de la Gestión.

Lo anterior ha implicado a la administración pública la generación de estrategias para introducir transversalmente en la gestión la equidad de género, lo que se traduce en el compromiso de liderar acciones que permitan la concreción de este desafío.

De esta forma, el Servicio Nacional de Aduanas ha asumido el compromiso de establecer una política de uso de lenguaje no discriminatorio, la que propenderá a entregar información considerando los siguientes principios:

1. La información entregada por el Servio deberá presentarse con fórmulas que engloben a ambos sexos, recurriendo a los genéricos universales que incluyan realmente a mujeres y hombres, y evitando el uso del género gramatical masculino como genérico.
 

2. La elección de las temáticas y contenidos a informar deberán considerar la satisfacción de las necesidades tanto de usuarios como usuarias.

3. Evitar el trato asimétrico en el uso de las imágenes que dan cuenta de trabajos que en la práctica son realizados tanto por mujeres como por hombres.

4. Procurar aportar una imagen completa del rol que las mujeres cumplen en el Servicio Nacional de Aduanas, evitando los estereotipos y la invisibilización de las funcionarias.

5. Emplear el femenino cuando los cargos y puestos administrativos estén ocupados por mujeres.

 
Junto con lo anterior, se tomarán las siguientes medidas para operativizar el uso de la política:

a. Difundir de manera proactiva, al interior del Servicio, la política de lenguaje no discriminatorio, procurando que todos los funcionarios y funcionarias tengan acceso a ella.

b. Establecer en el Departamento de Comunicaciones la responsabilidad por velar el cumplimiento del uso de lenguaje, en los términos aquí establecidos, respecto de la información entregada a los usuarios y usuarias.

 

c. Informar a otras instituciones de la política de lenguaje no discriminatorio del Servicio Nacional de Aduanas, de manera que cuando se genere información a usuarias y usuarios, en conjunto, se respeten los principios establecidos por el Servicio.

d. Difundir la iniciativa de manera que ésta pueda servir de ejemplo y promueva el uso de lenguaje no discriminatorio en otras reparticiones públicas.

 

Lo antes expuesto corresponde a un compromiso establecido por el Servicio Nacional de Aduanas, por lo que deberá ser considerado como un instructivo en aquellos puntos en los cuales se establecen consideraciones prácticas a ejecutar.

SERGIO MUJICA MONTES
DIRECTOR SERVICIO NACIONAL DE ADUANAS

 

Ver más: