Organización Mundial del Comercio OMC

¿Qué es la Organización Mundial del Comercio?

La Organización Mundial del Comercio (OMC) es el organismo internacional que se ocupa de las normas que rigen el comercio entre los países. Los pilares sobre los que descansa son los Acuerdos de la OMC, que han sido negociados y firmados por la gran mayoría de los países que participan en el comercio mundial y ratificados por sus respectivos parlamentos.  Esos acuerdos establecen las normas jurídicas fundamentales del comercio internacional. Son esencialmente contratos que garantizan a los países miembros importantes derechos en relación con el comercio y que, al mismo tiempo, obligan a los gobiernos a mantener sus políticas comerciales dentro de unos límites convenidos en beneficio de todos. Aunque fueron negociados y firmados por gobiernos, los acuerdos tienen por objeto ayudar a los productores de bienes y de servicios así como a los exportadores y a los importadores a llevar adelante sus actividades. El objetivo es mejorar el nivel de bienestar de la población de los países miembros.

En pocas palabras, la OMC es la única organización internacional que se ocupa de las normas de alcance mundial que regulan el comercio. Su principal función es velar por que las corrientes comerciales circulen con la mayor fluidez, previsibilidad y libertad posible.

La OMC nació en 1995, lo que la convierte en una de las organizaciones internacionales más jóvenes. La OMC es la sucesora del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), establecido tras la segunda guerra mundial. Así pues, aunque esta Organización cuenta con pocos años de vida, el sistema multilateral de comercio, que originalmente se estableció en el marco del GATT, cumplió 50 años hace ya cierto tiempo.

Actualmente cuenta con 164 miembros, los que representan cerca del 98% de los flujos de comercio a nivel mundial.

Es la sucesora del Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) que reguló el comercio internacional desde su suscripción en 1947 y su vigencia en 1948, del cual Chile fue uno de los 23 miembros fundadores.

Mientras que el GATT era un acuerdo aplicable al comercio de mercancías, la OMC es una organización de carácter mundial que se fundó sobre la base de éste, pero que lo expande a 13 acuerdos más, que abarcan diversos ámbitos del comercio de bienes. Además, incorpora un Acuerdo General para el Comercio de Servicios (AGCS, GATS en inglés) y un Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC, TRIPS en inglés). También, la OMC posee un Mecanismo de Solución de Diferencias reforzado y un Mecanismo de Examen de Políticas Comerciales para todos los Miembros.

Funciones

El propósito primordial de la OMC es contribuir a que las corrientes comerciales circulen con fluidez, libertad, equidad y previsibilidad. Para lograr este objetivo, la Organización se encarga de:

  • administrar los acuerdos comerciales;
  • servir de foro para las negociaciones comerciales;
  • resolver las diferencias comerciales;
  • examinar las políticas comerciales nacionales;
  • brindar asistencia técnica y formación para las economías en desarrollo;
  • cooperar con otras organizaciones internacionales.

 

Principios de la OMC

El sistema de comercio debe ser:

  • no discriminatorio – un país de debe discriminar entre sus interlocutores comerciales (debe darles por igual la condición de “nación más favorecida” o NMF); ni tampoco debe discriminar entre sus propios productos, servicios o ciudadanos y los productos, servicios o ciudadanos de otros países (debe otorgarles “trato nacional”);
  • más libre – deben reducirse los obstáculos mediante negociaciones;
  • previsible las empresas, los inversores y los gobiernos extranjeros deben confiar en que no se establecerán arbitrariamente obstáculos comerciales (que incluyen los aranceles y los obstáculos no arancelarios; los tipos arancelarios y los compromisos de apertura de los mercados se “consolidan” en la OMC);
  • más competitivo – se desalientan las prácticas “desleales”, como las subvenciones a la exportación y el dumping de productos a precios inferiores a su costo para adquirir cuotas de mercado;
  • más ventajoso para los países menos adelantados – dándoles más tiempo para adaptarse, una mayor flexibilidad y privilegios especiales

 

Lo que propugna

Los Acuerdos de la OMC son extensos y complejos, porque se trata de textos jurídicos que abarcan una gran variedad de actividades. No obstante, todos esos documentos están inspirados en varios principios simples y fundamentales, que constituyen la base del sistema multilateral de comercio.

No discriminación.  Un país no debe discriminar entre sus interlocutores comerciales y no debe discriminar entre sus propios productos, servicios o nacionales y los productos, servicios o nacionales de otros países.

Ser más abierto. La disminución de los obstáculos comerciales es una de las formas más evidentes de fomentar el comercio; esos obstáculos pueden consistir en derechos de aduana (o aranceles) o en medidas como la prohibición de las importaciones o la fijación de contingentes que restringen selectivamente las cantidades.

Ser previsible y transparente. Las empresas, los inversores y los gobiernos de otros países deben confiar en que no se establecerán arbitrariamente obstáculos comerciales. Mediante la estabilidad y la previsibilidad, se fomentan las inversiones, se crean puestos de trabajo, y los consumidores pueden disfrutar plenamente de las ventajas de la competencia: la posibilidad de elegir y unos precios más bajos.

Ser más competitivo. Desalentar, para ello, las prácticas “desleales”, como las subvenciones a la exportación y el dumping de productos a precios inferiores a su costo para obtener una mayor participación en el mercado. Las cuestiones son complejas, y las normas tratan de establecer lo que es leal o desleal y la manera en que los gobiernos pueden responder, especialmente imponiendo derechos de importación adicionales calculados para compensar los perjuicios causados por el comercio desleal.

Ser más beneficioso para los países en desarrollo. Conceder a éstos más tiempo para realizar ajustes, mayor flexibilidad y privilegios especiales; más de tres cuartas partes de los Miembros de la OMC son países en desarrollo y países en transición a economías de mercado. Los Acuerdos de la OMC les conceden períodos de transición para adaptarse a las disposiciones de la OMC menos conocidas y tal vez más difíciles.

Proteger el medio ambiente. Los Acuerdos de la OMC permiten a los Miembros adoptar medidas para proteger no sólo el medio ambiente sino también la salud pública y la salud de los animales, y para preservar los vegetales. No obstante, esas medidas deben aplicarse por igual a las empresas nacionales y a las extranjeras. En otras palabras, los Miembros no deben utilizar medidas de protección del medio ambiente como medio de encubrir políticas proteccionistas.

Disciplinas de la OMC

Los ámbitos de trabajo de la OMC son tan variados como temas relacionados al comercio transfronterizo existen en el mundo. Algunos de ellos son:

  • Comercio y medio ambiente
  • Ayuda al comercio
  • Agricultura
  • Acceso a mercados
  • Medidas sanitarias y fitosanitarias
  • Obstáculos técnicos al comercio
  • Subvenciones y medidas compensatorias
  • Medidas antidumping
  • Valoración aduanera
  • Licencias
  • Obstáculos técnicos al comercio
  • Medidas en materia de inversiones
  • Propiedad intelectual
  • Comercio de servicios
  • Comercio electrónico
  • Salvaguardias
  • Normas de origen
  • Contratación pública
  • Solución de diferencias comerciales
  • Facilitación de comercio

 

Principales actividades

  • la negociación de la reducción o eliminación de los obstáculos al comercio (aranceles de importación u otros obstáculos al comercio) y acuerdos sobre las normas por las que se rige el comercio internacional (por ejemplo, en las esferas de las medidas antidumping, las subvenciones, las normas sobre productos, etc.);
  • la administración y vigilancia de la aplicación de las normas acordadas de la OMC que regulan el comercio de mercancías y de servicios y los aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio;
  • la vigilancia y el examen de las políticas comerciales de sus Miembros y la consecución de la transparencia en los acuerdos comerciales regionales y bilaterales;
  • la solución de diferencias entre los Miembros sobre la interpretación y aplicación de los Acuerdos;
  • el fortalecimiento de la capacidad de los funcionarios públicos de los países en desarrollo en asuntos relacionados con el comercio internacional;
  • la prestación de asistencia en el proceso de adhesión de unos 30 países que todavía no son miembros de la Organización;
  • la realización de estudios económicos y la recopilación y difusión de datos comerciales en apoyo de las demás actividades principales de la OMC; 
  • la explicación y difusión al público de información sobre la OMC, su misión y sus actividades.

Organigrama OMC

¿Por qué es importante para Chile ser parte de la OMC?

Chile es Miembro de la OMC desde su fundación el 1 de enero de 1995, anteriormente fue miembro fundador del Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio en 1947 (GATT 1947).

Para Chile, cuya estrategia de desarrollo está basada en un pilar fundamental como es la apertura comercial y el comercio internacional, a través de la vía unilateral, bilateral y multilateral, el sistema de comercio regido por la OMC es altamente relevante por varias razones:

  • En primer lugar, establece un sistema con reglas y disciplinas claras y obligatorias para todos los Miembros de la OMC, dando estabilidad y previsibilidad al comercio, limitando la discrecionalidad en el ejercicio de las políticas comerciales.
  • En segundo lugar, al aplicarse el consenso en la mayoría de las decisiones de la OMC, todos los Miembros tienen poder de negociación y un espacio para hacer valer sus opiniones, las que en el caso de un país de menor tamaño como el nuestro, no tendrían el mismo peso fuera de la Organización.
  • En tercer lugar, la OMC cuenta con un Mecanismo de Solución de Diferencias, que actúa como un tribunal comercial y al que cualquier Miembro puede acudir para discutir respecto de las medidas comerciales de otros Miembros que considere discriminatorias, contrarias a los compromisos de la OMC y que afectan su comercio.
  • Este mecanismo garantiza una expedita discusión y permite contribuir a disuadir a los países Miembros de la aplicación de las medidas contrarias a los compromisos adoptados en el marco de la OMC.

 

El valor de la OMC para Chile

Para un país como Chile, pequeño y cuya estrategia de desarrollo está orientada fuertemente al comercio internacional, el sistema multilateral de comercio establecido en la OMC es de suma importancia. En primer lugar, porque sus reglas y disciplinas son vinculantes para todos los miembros de la OMC, independientemente de su tamaño. Esto le otorga estabilidad y previsibilidad a nuestro comercio, limitando la discrecionalidad en el ejercicio de las políticas comerciales. En particular, El Mecanismo de Solución de Diferencias de la OMC, cuyas resoluciones son obligatorias para todos los miembros de la organización, otorga protección a los países más pequeños como Chile contra las acciones unilaterales que puedan adoptar países más grandes.

Para mayor información respecto del trabajo que realiza la OMC visite www.wto.org