Sala de Prensa

Volver

Programa OEA se fortalece tras firma en la Alianza del Pacífico

Viernes 27 de julio de 2018

El ARM entrega mejores oportunidades de negocios a los operadores del comercio exterior de Chile, Colombia, México y Perú.

Los cuatro países que conforman la Alianza del Pacífico acaban de dar un nuevo paso en su integración comercial al firmar el Arreglo de Reconocimiento Mutuo (ARM) para sus programas Operador Económico Autorizado (OEA), los cuales permiten que las empresas certificadas OEA de estas naciones puedan acceder a más y mejores oportunidades de negocios al entregarles acceso a procedimiento facilitados para el despacho de las mercancías y el cruce en fronteras.

Chile, Colombia, México y Perú firmaron el ARM al comienzo de la cumbre de presidentes de la Alianza del Pacífico que se realizó en Puerto Vallarta. Se trata del primer acuerdo multilateral de Programas OEA que se suscribe en el mundo, que busca profundizar la aplicación de esta importante herramienta de fiscalización y facilitación del comercio exterior, alineados con estándares internacionales establecidos por la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), entre otra instituciones.

Tras la concreción de la firma del ARM el Director Nacional de Aduanas, Claudio Sepúlveda, destacó este hecho como un hito para Chile "que nos permite colocarnos a la vanguardia del comercio internacional, aplicando altos estándares para seguir mejorando el comercio internacional al dotar a los procesos y la cadena logística de mayor seguridad".

Asimismo, agregó que "llega en un muy buen momento para nuestra Aduana y los operadores del comercio, pues el programa OEA chileno ya está en marcha con empresas exportadoras y agentes de aduanas en pleno proceso de postulación. La ratificación de este documento es una muestra de la importancia que tiene este programa para las economías de la Alianza del Pacífico y del resto del mundo".

El objetivo del ARM es mejorar la competitividad del comercio fortaleciendo la implementación de los programas OEA y ampliando el ámbito de aplicación de los beneficios a los que acceden los operadores certificados en el país, dado que los operadores que se certifiquen podrán acceder, recíprocamente, a procedimientos simplificados de control y medidas especiales que les permitirán agilizar los trámites de sus operaciones comerciales en México, Perú y Colombia.

Dentro de este bloque comercial existen más de 1.000 empresas certificadas y el ARM, como uno de los beneficios más importantes asociados a los programas OEA, será un instrumento que permitirá construir cadenas seguras para el flujo de mercancías intra-alianza, potenciando el control basado en la gestión de riesgos y la estrategia de cumplimiento voluntario del Servicio Nacional de Aduanas de Chile.

En definitiva, se busca mejorar la competitividad del sector externo de la economía, facilitando y dinamizando el acceso a los mercados internacionales a través del establecimiento y reconocimiento de cadenas de suministro seguras, accediendo a beneficios como la simplificación de procesos y controles aduaneros que reducen los tiempos y costos del cruce de fronteras.

En el mundo existen 77 Programas OEA implementados y 57 ARM en operación, destacando entre ellos los suscritos por algunos de los principales socios comerciales de Chile, como Estados Unidos, la Unión Europea, China, Corea del Sur y México, lo que configura un escenario en el que las empresas chilenas que certifiquen OEA accederán a ventajas competitivas importantes en éstos mercados, especialmente si se considera que aproximadamente el 80% del intercambio mundial de bienes se ve afectado por normas y reglamentos de naturaleza no arancelarias (seguridad, cumplimiento aduanero, inocuidad, fitosanitario, calidad, etc.), y el estándar OEA representa una herramienta reconocida mundialmente para superar este tipo de barreras por medio de los ARM.

El Programa OEA es hoy parte de la Planificación Estratégica 2018-2022 del Servicio Nacional de Aduanas y con la firma del ARM, el Servicio da un paso adelante en su implementación, entregando un nuevo incentivo a las empresas chilenas para que adhieran a este nuevo estándar de cumplimiento.