Sala de Prensa

Volver

Decomisan 500.000 cajetillas de cigarros en puerto de Valparaíso

Lunes 23 de diciembre de 2013

• Este millonario contrabando venía dentro de un contenedor y fue avaluado en más de US$2 millones.

Un contenedor repleto de cartones de cigarrillos decomisó el Servicio Nacional de Aduanas en el puerto de Valparaíso, exitoso resultado obtenido gracias al trabajo de inteligencia desarrollado por la Unidad de Análisis de la Aduana Regional de Valparaíso en conjunto con la Oficina Regional de Enlace de Inteligencia (RILO, por sus siglas en inglés) para Sudamérica.

De acuerdo a la información recabada, se identificó un contenedor de 40 pies embarcado en Estados Unidos y que luego había estado en tránsito en el puerto de Kingston, Jamaica. Según la declaración de importación, supuestamente el cargamento contenía cajas de porcelanato que traía una empresa importadora con domicilio en Santiago.

Sin embargo, los datos de inteligencia permitieron determinar que el contenedor traía otro tipo de carga, lo que fue corroborado al separarlo y abrirlo para su aforo físico apenas arribó al puerto de Valparaíso. Fue en ese momento cuando los fiscalizadores de Aduanas descubrieron que una delgada capa de cajas de porcelanato ocultaba cientos de pacas de cigarrillos que supuestamente son de las marcas Indy y Carlyle.

Carlos Escudero, director (s) de la Aduana Regional de Valparaíso, destacó el trabajo basado en los análisis de riesgo realizado por los funcionarios, junto con advertir sobre la dudosa calidad de este tipo de cigarrillos que también pueden corresponder a productos falsificados y que habitualmente son vendidos en el comercio informal.

"Estamos hablando aproximadamente de mil pacas de cigarrillos, que cada una lleva 50 cartones, eso equivale casi a medio millón de cajetillas de cigarrillos de muy mala calidad, probablemente paraguayos lo que está por determinarse, ya que son muy dañinos para la salud. Por otra parte, el impacto tributario no es menor ya que estamos hablando de una posible evasión de un millón de dólares", detalló Escudero.

El conteo de este contrabando arrojó como resultado el hallazgo de alrededor de 1.000 pacas de cigarrillos, cada una de las cuales contiene 50 cartones. Es decir, se decomisaron aproximadamente 500.000 cajetillas o 10.000.000 de unidades de cigarros.

Estos productos fueron avaluados en más de US$ 2 millones y se estima una evasión tributaria por concepto de IVA y otros impuestos aduaneros por un monto superior a US$1 millón. Los antecedentes y evidencias de este caso serán puestos a disposición del Ministerio Público para continuar con las acciones judiciales correspondientes.

Ver más: