Sala de Prensa

Volver

Aduanas fiscaliza locales para prevenir comercio de rodamientos falsos

Miércoles 27 de noviembre de 2013

• Junto a peritos de una marca de repuestos y Carabineros, revisaron empresas en diversos puntos de Antofagasta.

Con el objetivo de prevenir la comercialización de rodamientos falsificados y el eventual daño que este tipo de productos puede producirle a los consumidores finales, un equipo de fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas realizó una completa revisión de locales y bodegas de empresas en Antofagasta, dentro de la denominada Zona Secundaria.

El grupo de funcionarios, acompañados por expertos de la marca sueca SKF y Carabineros, llegó hasta dos locales comerciales del centro de la ciudad nortina y hasta otras dos empresas ubicadas en otros puntos. En estos lugares se pesquisaron tanto los productos de las estanterías como los documentos de importación.

El director de la Aduana Regional de Antofagasta, Alejandro Manhood, destacó el trabajo en conjunto que se realizó entre el Servicio, la empresa europea y la policía. "Se cumplió absolutamente el objetivo de prevenir la existencia de este tipo de implementos en nuestra zona, sobre todo considerando la presencia de la industria minera, donde la eventual utilización de rodamientos u otro tipo de repuestos falsificados puede ser muy dañino para la economía, las personas y el prestigio del país".

Asimismo, Manhood resaltó el hecho de que Aduanas desempeñe este tipo de fiscalizaciones en la Zona Secundaria, es decir, en la ciudad. "Es un rol que a veces es desconocido por la mayoría de la ciudadanía, pero nosotros tenemos esta importante facultad para poder darle continuidad a nuestras investigaciones y análisis de inteligencia".

Por su parte, la experta sueca Tina Astrom, directora global del Grupo de Protección de Marca de SKF, indicó que "fue una actividad muy bien organizada, lo que me confirmó la buena impresión que tengo de la Aduana chilena". El trabajo de ella fue clave para verificar en los mismos locales si los productos eran verdaderos o no, identificando elementos claves de fabricación y de los empaques.

"Este trabajo fue importante por lo que va a pasar después de esta actividad, cómo se lo van a tomar la empresas. Esta labor de prevención hace que ellos lo piensen muy bien antes de importar productos falsificados", agregó la perito sueca, quien cada año participa en alrededor de 200 procedimientos de este tipo en diferentes ciudades de todo el mundo, incluido Santiago.

Ver más: